7 de julio de 2009

Extraño, Eugenio

En estos días de la gripe del cerdo(*), quizás por una subconsciente asociación de ideas, me dio por agarrar el libro de Matt Ridley "Genoma" y releer, en particular los capítulos que hablan de la ECJ y su (posible) relación con la Encefalopatía Espongiforme Bovina (vaca loca), y de la Eugenesia.
La descripción de la problemática social de la Inglaterra del fines del siglo XIX y principios del XX, y sobre todo la lectura de lo que se decía en ese momento, deja una sensación de irrealidad, de "posible pero no probable" (remachando con el tema), de que algo se ha perdido en la traducción. Los cambios culturales, ¿pueden haber sido tan drásticos desde 1930 hasta hoy? No hace falta ahondar mucho para llegar a la conclusión de que si. Imaginen un mundo sin interné y sin celular: parece casi imposible, sin embargo yo les juro que viví la mitad de mi vida asi y era casi lo mismo que ahora (sólo que sin interné ni celular). La sensación de irrealidad se parece a la que uno tiene leyendo 1984 o Un mundo feliz. Se entiende el argumento, las personas parecen personas, la situación está claramente planteada... pero unos sabe que es ficción y que "no puede ser". Sin embargo aquel 1930 estaba mucho más cerca de 1984 que de nosotros. Leer sobre "mejora de la especie", detalladas clasificaciones entre "estúpidos, imbéciles y débiles mentales", planes estatales apoyados por la izquierda para la mejora de la clase obrera, planes estatales apoyados por la derecha bienpensante para evitar que los pobres se reproduzcan más de los ricos, etc, lo dejan a uno con la sensación de que la humanidad ha estado, o pero, está todavía, al borde del colapso final. La pregunta es de que lado. Tampoco es cuestión de ponerse cataclísmico; simplemente me cuesta conciliar esto con la idea de progreso que tengo. Se trataba de tipos informados, de gente que




(*) estoy siendo sarcástico.

7 comentarios:

  1. Eh, falta un pedazo de post!
    O bien debías poner: "inserte aquí lo que usted piensa" :D

    Cariños

    ResponderEliminar
  2. Si falta un pedazo, o no, según como lo interpretes, lo que pasa es que

    ResponderEliminar
  3. ¿apollados?

    ¿Como kirchner fue en agùn momento "apollado" por Duhalde?

    ResponderEliminar
  4. Bueno, bueno. Ahi está.
    Lo de Kirchner y Duhalde no lo entiendo, ¿qué tiene que ver que el cabezón haya

    ResponderEliminar
  5. Digo, ¿no era en su momento "el pollo" de Duhalde?

    ResponderEliminar
  6. Puede ser, ¿como ahora De Narváez decís? No creo que Duhalde tenga pollos igual, según sopla el viento el tipo tiene

    ResponderEliminar
  7. Claro, claro, pero era un mote medio generalizado creo, más allá de la veracidad del

    ResponderEliminar